ASUNTO DE MÁXIMA RELEVANCIA PARA LAS NOTARÍAS: EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA TUMBA EL SISTEMA DE VALORACIÓN DE INMUEBLES APLICADO POR LA ADMINISTRACIÓN

  En muchísimas ocasiones nos encontramos en los despachos notariales con la inquietud de los clientes ante las llamadas “liquidaciones complementarias” por parte de la Administración tributaria es decir, la Administración nos comunica que la base imponible del impuesto a aplicar no es la que consta en la escritura, sino la que resulta de su propio sistema de valoración con arreglo al cual, resulta a pagar una cantidad complementaria.

  Adjuntamos hoy los comentarios que ha publicado Don Jorge López Navarro, Notario de Alicante en la web “Notarios y Registradores”, sobre una reciente sentencia relativa a este particular.

money_house

SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA DE 28 DE OCTUBRE DE 2015 (Nº 445/2015) POR LA QUE DESAUTORIZA EL SISTEMA DE DETERMINACIÓN OBJETIVA DE VALORACIÓN DE INMUEBLES MEDIANTE SU MULTIPLICACIÓN POR UN PORCENTAJE DEL VALOR CATASTRAL, A EFECTO DEL IMPUESTO DE TRANSMISIONES PATRIMONIALES Y AJD, ASI COMO DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES

 En base a los antecedentes de otras sentencias dictadas por el mismo Tribunal (STSJCV 1/2008), el TSJCV, en la nueva sentencia nº 445/2015, de fecha 28 de octubre de 2015, estima el recurso interpuesto contra el TEAR de la Comunidad Valenciana, en reclamación económico administrativa interpuesta contra una liquidación del ITP, la cual anula y deja sin efecto.

 La cuestión es antigua ya que el problema ya se había planteado en otras Resoluciones anteriores y consistía en que la valoración de los inmuebles (a los efectos del ITP e ISD) para el que se había fijado recientemente “el dictamen de peritos”, de acuerdo con lo establecido por la LGT, había sido de nuevo desvirtuado por dicha Consellería de Hacienda, que venía utilizando, a este fin, los valores catastrales del Estado, con aplicación de un porcentaje de ampliación del valor catastral y que se fijaba cada año, y para cada municipio, en base a unos criterios discrecionales de dicha Consellería.

 Ya en una sentencia anterior el TSJCV había resuelto la cuestión en el mismo sentido, al aplicar dicha Consellería, “el sistema de coeficientes” indicando en este supuesto que dicho sistema no obviaba la comprobación de valores por parte de la Admón. Valenciana.

 En definitiva, lo que se pretende por el TSJCV es que la comprobación de valores no se ajuste a unos valores objetivos, sino que, en cada caso, la Admón. a través de sus peritos, haga una valoración individualizada de la finca correspondiente. Por ello el TSJ resalta que dicha valoración tiene que ser “específica e individualizada” para cada caso, y que no cabe llevarla a cabo en base a un porcentaje que, unilateralmente, fija cada año y para cada Municipio de la Comunidad, la Consellería de Hacienda de la Comunidad Valenciana.

 Destaco sumariamente los párrafos más destacados de dicha sentencia, y se puede obtener, en base a la dirección que recojo al final de estos apuntes:

 1.- “Se impugna la desestimación presunta por silencio administrativo del TEAR de la Comunidad Valenciana en reclamación económica administrativa interpuesta contra la liquidación del ITP de fecha (…) por importe de (…) La actora, en síntesis, impugna la liquidación en base a la falta de motivación e individualización de la comprobación de valores y falta de inspección o reconocimiento del inmueble a valorar.

La Generalidad Valenciana, se opone a ello y mantiene la conformidad a derecho de la liquidación impugnada que se realizó sobre la base de la Orden 23/2.013 de 20 de diciembre de la Consellería de Hacienda y Administraciones Públicas.

2.- Las cuestiones litigiosas son sustancialmente idénticas que las resueltas en La Sentencia

de la Sección Tercera de esta Sala de uno de octubre de 2.013, dictada en el recurso 2040/12 ., que establecía: “[…] La persona destinataria de la liquidación litigiosa supo que la comprobación de valores hubo atendido a la descripción del inmueble recogida en la “ficha catastral” (superficie, tipología de la construcción, categoría constructiva, antigüedad, existencia de reformas o rehabilitaciones o el estado de conservación de la finca a valorar etc. …No puede negársele a la Generalitat Valenciana su esfuerzo para explicar los criterios en los que se apoyó su valoración de la base imponible y superar con ellos los defectos que nuestra STSJCV 1/2008 detectó en su anterior método de comprobación de valores. No estamos ante una explicación apodíctica ni ante un voluntarismo administrativo, al contrario, a la persona destinataria de la liquidación tributaria se le ha servido como fundamento de ésta “una argumentación expresada, suficiente, racional y de contenido jurídico, situando a dicha persona en las condiciones adecuadas para poder cuestionar la liquidación en los sucesivos recursos. Este Órgano Judicial también está en condiciones de controlar esta argumentación. En las circunstancias descritas mal puede sostenerse que la liquidación tributaria impugnada carece de motivación (…)

 Es el momento de resolver la segunda cuestión litigiosa, relativa a si el método empleado por la Admón. Tributaria en su comprobación de valores es ajustado hasta el punto que permita desechar, con arreglo a Derecho, la propuesta que sobre la base tributaria contenía la declaración del sujeto pasivo (…)

 Con arreglo al criterio de la STSJCV 1/2008, la motivación de la comprobación de valores en estos casos tiene que ser “específica e individualizada” y de ello se hizo eco el TEAR en el acuerdo impugnado. Según el TEAR el método de comprobación de valores al que se acogió la Admón. Valenciana ..fue el de “dictamen de peritos”. Quiere decirse con ello que la Admón. Tributaria Valenciana no habría aplicado el método de comprobación de la letra b) “estimación con referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal”

 Nótese que ni la regulación del ITP ni la del ISD contemplan una gestión admva colectiva en la determinación de las bases tributarias a aplicar. Justo lo contrario de lo que ocurre con el sistema consagrado en el Texto de la Ley de Haciendas Locales, para la gestión del IB o del Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos urbanos: en uno y otro la base viene determinada por el valor del inmueble cuantificado por la colectiva Ponencia de valores cuya elaboración se encomienda a una organización admva ad hoc.

3.- La Admón. Tributaria no está obligada a ajustar las liquidaciones a los datos consignados en las autoliquidaciones del sujeto pasivo, ya que no hay una presunción de certeza sobre lo declarado por el sujeto pasivo (…) En efecto a la Admón. Tributaria le corresponde acreditar los extremos de hecho que doten de legitimidad su liquidación tributaria y que puedan considerarse suficientes para contradecir la declaración del obligado tributario.

 Per centrándonos en el caso enjuiciado, lo que la Admón. Tributaria Autonómica Valenciana y TEAR denominan dictamen de peritos, en el que justifica la comprobación de valores, tiene como premisas los datos descriptivos del inmuebles consignados en la “ficha catastral” y relativos a superficie, estado, antigüedad etc. datos que no fueron contrastados in situ por los sedicentes peritos. La Admón. Tributaria Valenciana, con esto, se fía a la descripción catastral. Esta descripción aunque vincule al sujeto pasivo del Impuesto de Bienes Inmuebles y al sujeto pasivo del Impuesto sobre Incremento de Valor de Bienes Inmuebles (IBI) si es que la consintió después de notificada (..) no tiene por qué coincidir necesariamente con la realidad, pudiendo ser legítimamente desmentida al presentar la declaración o autoliquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jcos Documentados o Impuesto de Sucesiones y Donaciones, pues sus leyes reguladoras no imponen que la descripción catastral sea punto de partida preceptivo en el cálculo de la base imponible. En este momento es importante resaltar que la Admón. Tributaria aplica, sobre la descripción de la “ficha catastral” todos los demás parámetros de cálculo para su comprobación (valores del suelo, de la construcción, coeficientes etc…)

Por otro lado, los estudios de la Dirección General de Tributos Valenciana sobre valores del suelo y los de la construcción, si bien pudieran tenerse como un punto de partida, meramente indicativo, dentro de una adecuada comprobación, los mismos no dejan de atender criterios generales, siendo en realidad que cada uno de los inmuebles incluidos en las zonas, calles o parajes acotados no tienen que equipararse necesariamente a estos efectos.

 4.- Cabe decir que en la gestión del impuesto que nos ocupa, la Admón. Tributaria Autonómica, remeda la ponencia de valores catastral, pues lo hace desde su propia descripción y valoración generalizada y previa de todos los inmuebles del territorio, lo cual desnaturaliza la gestión individualizada contemplada en la ley reguladora del impuesto, de modo que la noticia que recibe a través de la declaración tributaria tan sólo ofrece relevancia si la base declarada es inferior a los mínimos sentados por los estudios administrativos.

 Este sistema genérico y previo de valoración no está amparado por la ley del impuesto y no puede asimilarse al “dictamen de peritos” del art 57.1. letra e) de la LGT, mas bien tal sistema vendría a encajar en la figura de la letra b) de dicho precepto legal “estimación por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal”.

 El principio de unidad de doctrina y seguridad jca obligan a mantener el mismo criterio, solamente indicar que las argumentaciones sobre la Orden 23/2013, en nada afectan para mantener la opinión contraria, pues la referida Orden al establecer un sistema de coeficientes para la determinación del valor del inmueble no obvia las inmotivaciones de la comprobación de valores realizada por la Admón., que persisten en los errores y vicios señalados por la reiterada doctrina jurisprudencial de esta Sala, entre las que se encuentra la sentencia citada.

 Con lo dicho, el presente recurso contencioso administrativo debe ser estimado (…)

 FALLAMOS

 Debemos estimar y estimamos el recurso contencioso administrativo interpuesto por Don (…) contra la desestimación presunta por silencio administrativo del TEAR de la Comunidad Valenciana

De la reclamación interpuesta contra la liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales número NUM000 de fecha 20 de mayo de 2014, girada por la Oficina Liquidadora de (…) por importe de (…) que se anula y deja sin efecto (…) esta sentencia es firma y contra la misma no cabe interponer recurso alguno”. Sentencia TSJCV 445/15

   Para cualquier aclaración no duden en contactar con la Notaría “Muñoz-Cuesta, en Sueca”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades legislativas Notaria Sueca, Otros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s